La noche se hace dueña…

La noche se hace dueña
[Fuente]

La noche se hace dueña de todo, y transciende en silencio, callada, y me toca desde el borde de la ventana, donde cuelgo mis velas, por donde lanzo versos a la luna, y me toca tan sutil que se desparrama en mis huesos, me vuelve oscuro, frío, hay llanto callado en el pecho de esta ciudad donde los edificios mueren; los postes se apagan… Apagón… y las torpes velas en mi ventana las besa la noche que llora en mí, y yo lloro en ella, mientras miro por la ventana y llueve, y no hay cielo.


Leer más:
Esta vida…
Ha marcado ya las doce
Barquitos de papel


Logo de Equipo Cardumen
@EquipoCardumen

Un comentario sobre “La noche se hace dueña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *