Cuando se acaba

balas
[Fuente]

Cuando se acaba

parece ser un pequeño raspón en la piel
al tropezarte en la calle
sembrando la rodilla en el asfalto.

Primero sale un poco de sangre
que se seca,
luego
se transforma en una costra
que pica,
que arde,
que sana.

Antes que se caiga naturalmente
te la arrancas.




No,
más bien,
resulta ser
que es
como un impacto de bala
a quema ropas
directo al pecho

¿Uno?
dos…tres…cuatro…

Tal vez treinta
o cincuenta.


Leer más: El mundo siempre me sorprende


Logo de Equipo Cardumen
@EquipoCardumen

Un comentario sobre “Cuando se acaba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *