Vivir en un hotel

vivir en un hotel
[Fuente]

Vivir en un hotel es tener una vida distinta. Pues, nada es tuyo. No hay sala. No hay cocina. No se pueden guindar cuadros. Hay que tener la vida guardada en el bolsillo: la foto de papá y mamá, el primer beso que diste en la escuela, tu primera cerveza, el beso de despedida de la abuela… Y sin darte cuenta cargas una maleta llena de ropa sucia. Pesada; mal oliente. Se pasa tanto tiempo, por la noche, sin dormir, viendo al techo (hurgando en el bolsillo) con la certeza de que algo falta. «¿Lo olvidé?¿Lo perdí?¿Se me caería en la calle?»Y así es como uno se da cuenta, ya en el alba, que el amor que se tiene es prestado, porque no cabía en el bolsillo. Y la maleta ya iba lo suficiente pesada como para meterlo allí.

Y así comienzan todos los días: sin poder preparar un café, sin poder fumar un cigarrillo y con los recuerdos regados en la cama.


Leer más: La casa era cálida


Logo de Equipo Cardumen
@EquipoCardumen
Liked it? Take a second to support Samuel Pavan on Patreon!
This content is available exclusively to members of this creator's Patreon at or higher tier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *